23 marzo, 2019

La #Selfie de Augusto Dallachiesa

La #Selfie de Augusto Dallachiesa

Hoy le damos la bienvenida a otro periodista de nuestra ciudad, a quien siempre nos gusta escuchar y leer. Augusto Dallachiesa, conductor y productor de Radio Universidad y reciente estudiante de cocina -últimamente y con las fotos de los platos que regularmente publica en Instagram, le ha abierto el apetito a muchos-, fue a su discoteca y desempolvó cds y vinilos, haciéndole honor a nuestro lema: para conocer mejor a una persona, nada mejor que revisar sus discos.

Augusto se mandó un repaso por álbumes esenciales, sensibilidades poperas e hitos nacionales como pocos hasta ahora. Nos ponemos cómodos y aprovechamos para cortar la semana sumergiéndonos en el universo Dallachiesa. A continuación, su #Selfie:

selfie-dallac

Primal Scream – Screamadelica (1991)

selfie-dallac-primal

Uno de mis favoritos, un infaltable. Escoceses haciendo psicodelia yankee -cualquier similitud con The Rolling Stones es pura coincidencia- y metiendo texturas por todos lados. Lisérgico al límite, es lo mejor de Primal Scream y tendría que ser de escucha obligatoria para cualquier ser humano.

Disco completo:

Prefab Sprout – Steve McQueen (1985)

selfie-dallac-prefab

Ya desde la tapa, con esos colores lavados, tipo pastel, te anticipa que vas a escuchar un disco fino, sutil. Y es así, es súper sensible la cosa, además de tener ese tinte ochentoso tan de época. Siempre me impresionó como Paddy McAloon -cantante y guitarrista de la banda, entre otras cosas- se desgarra la voz en “Goodbye Lucille #1”, es increíble la fuerza que tiene, cuesta entender cómo surgió algo así en un álbum tan pop. Para colmo, es tan dulzón y crudo a la vez que sirve para distintos momentos. Pocos artistas consiguen eso.

Disco completo:

Babasónicos – Jessico (2001)

selfie-dallac-babasonicos

Hace poco tiempo lo conseguí en vinilo y me volvió a demostrar por qué lo elegí como uno de mis álbumes de cabecera. Si bien toda la discografía de Babasónicos es impecable -y acá dejo de lado pesos pesados, como Babasónica o Miami, por ejemplo-, creo que Jessico, a muchos, nos marcó un antes y un después. Es más, también fue un punto de inflexión para el rock nacional de ahí en adelante sobre todo desde el mensaje, que es tan simple como eficaz, mérito del gran letrista contemporáneo que es, hoy por hoy, Adrián Dárgelos. Otro que no debería faltar nunca en las bateas.

Disco completo:

Noticias Relacionadas