19 julio, 2019

Oliucanit: dos árboles y un perico

Oliucanit: dos árboles y un perico

Entrevista exclusiva
Ph: Carolina Morera

Versiones de temas de dibujitos animados de los 80, temas propios y oleadas de improvisaciones. Eso (y más) es Oliucanit. Conocelos en esta entrevista exclusiva.

La música y el teatro comparten tablas desde siempre. La vuelta de Los Brujos y el salto a la popularidad de Sig Ragga son sólo algunos ejemplos que demuestran algo que sabemos hace rato: el arte es uno solo.
En algunos escenarios del under porteño tres tipos escondidos detrás de un antifaz suben a tocar canciones de dibujos animados. A Martín Millán y Sebastián Bianchini los conocemos de haber pogueado con temas de Árbol, y a Gastón Gonçalves por ser el bajista punk de Los Pericos.
Estos marcianos, como ellos se definen, son niños en frascos de adultos que se juntaron a reversionar cortinas de dibujos animados, como “Her-Man”y “Tortufuerza” y a componer canciones como “Mocasín”, balada súper tierna, y otras como “Voy a mil” y “Guido” que recuerdan las mejores épocas de Árbol. El disco fue grabado en el Robledo Sound Machine, estudio de Los Pericos y está disponible para escuchar online y/o descargar en Bandcamp.
Radio Pura Vida se encontró con ellos a modo de previa para el show del 5 de agosto en el Espacio Cultural Despierta (Lacroze 3578, CABA).

¿De dónde surge Oliucanit?

Gastón Gonçalves: La banda empezó como tres proyectos separados y a la vez juntos. Seba y yo nos habíamos juntados a hacer una idea de los dibujos animados, por otro lado Martín y yo estábamos haciendo unos temitas que tenía yo con el ukelele y Martín estaba por su lado haciendo su jamming electrónica. En ese momento elegimos hacer un show a tres actos…

Sebastián Bianchini: Había como tres grupos en uno. Justo nos habían dicho de tocar en un lugar y armamos como tres ciclos, de tres shows, con tres bandas en un mismo show. Una parte tenía que ver con los dibujos animados “Las pantallas siderales”, otra parte era una cosa más infantil, muy dark que era “María Enema Walsh”, y la última parte tenía más que ver con la improvisación y con lo electrónico que se llamaba “Mermelada”. De esa manera probamos tres shows que fueron muy divertidos y de alguna forma se fue convirtiendo en un grupo. Sentíamos que eso nos gustaba y nos representaba más. Hicimos un demo, grabamos cuatro canciones y nos metimos a grabar el disco gracias a los amigos de Los Pericos que nos prestaron el estudio.

11755240_1029717887053106_9218582100749139299_n

Vienen de proyectos muy distintos ¿Cómo se encuentran hoy?

Martín Millán: Estamos con todas las pilas con este proyecto. Con Seba venimos de tocar 15 o 16 años con Árbol. Con Oliucanit arrancamos hace ya dos años, personalmente no puedo creer todas las cosas que hicimos. Y todo lo que queda por hacer. Tenemos piso pero no tenemos techo. Hay ganas de hacer muchas cosas, mostrar el grupo, que vaya mutando. Empezamos con este formato de música de dibujos animados, mezclados con músicas propias, no estamos con ataduras. Nos podemos encontrar con cualquier estilo de música. También estamos haciendo algunas cosas en lo teatral, es una impronta que le queremos dar a la banda.

Sebastián Bianchini: Nos ayuda el hecho de usar los antifaces. Nos metemos en un personaje distinto al que veníamos encarando con nuestros grupos más grandes. Nos ayuda a poder hacer cualquiera, como funciona la nariz del clown, para nosotros es el antifaz. Nos permite hacer lo que se nos cante sin juzgarnos a nosotros mismos por lo que veníamos haciendo antes.

11705204_1029717757053119_4722706297651344032_n

¿Arrastran viejas mañanas o se permiten hacer otras cosas?

Gastón Gonçalves: Estamos disfrutando. El proyecto lo estamos haciendo por placer, con mucho amor. Es lindo conocer todo de nuevo y desde otro lado. También es un proyecto musical que nos encontró a todos tocando y componiendo desde otro lado. Martín toca el teclado acá, Seba en la voz y la guitarra, yo ahora canto y antes no cantaba. Son todos lugares nuevos de los que estamos disfrutando. Por otro lado somos un grupo bastante apoyado en la parte coral, cosa que no había hecho en mi vida (se ríen los tres). Estamos súper contentos, lo que está bueno es que a raíz de la banda, mucha gente también se acopló a este proyecto: fotógrafos, escenógrafos, visuales, sonidistas, audiovisuales, se armó una especie de cooperativa. Son gente que viene a apoyar con su arte, no son operarios, son parte de este proyecto, los que hacen que desde la gráfica y un montón de locuras sucedan. Una gran marcianada.

Esperamos que pronto puedan andar por La Plata.

Pueden escuchar el disco completo:

Y ver el video de “La batalla de los ninjas”:

Redes: Facebook , Twitter y Sitio web

Noticias Relacionadas